MENUMENU
  • Incidimos
    • Influimos en las decisiones del Gobierno, el Parlamento y el Poder Judicial en materia de protección de derechos de los niños, niñas y adolescentes.

  • Empoderamos
    • Entregamos herramientas a la ciudadanía para que actúe sobre las autoridades y grupos de interés en beneficio de los niños, niñas y adolescentes.

  • Transparentamos
    • Reunimos la información y abrimos los datos con el objeto de enfocarnos en los problemas más urgentes que afectan a los niños, niñas y adolescentes.

  • Investigamos
    • Buscamos soluciones innovadoras para asegurar los derechos de los niños, niñas y adolescentes bajo la protección del Estado.

  • Observatorio
    • Observatorio para la Confianza, un proyecto de Fundación para la Confianza

¿Qué son los Derechos Humanos y cuáles son sus principios?

Los derechos humanos son un conjunto de condiciones que permiten a las personas su plena realización y tener una vida digna.
La fuerte corriente humanitaria que surgió después de la Segunda Guerra Mundial llevó a la creación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, la que fijó un estándar común de derechos a ser alcanzados por todos los pueblos y naciones.
Con esta declaración se avanzó hacia una concepción de la persona como sujeto de derechos, siendo un importante acuerdo ético a nivel internacional, similar a lo logrado con la abolición de la esclavitud y los derechos laborales y de las mujeres. La Declaración se transformó en una importante fuente de inspiración de diversos tratados, convenciones e instrumentos en diversas temáticas.
Los derechos humanos son principios universales, interdependientes, indivisibles, igualitarios y no discriminadores.

¿Por qué los niños tienen derechos?

La Declaración de los Derechos Humanos reconoce que ciertos grupos requieren de una protección específica, ya que tienen derechos particulares y cuidados especiales. Con la Declaración de los Derechos del Niño de 1959 se inició un camino de reflexión sobre los derechos específicos para la niñez y la adolescencia que tomó cuerpo en la Convención sobre los Derechos del Niño.
Con la entrada del enfoque de derechos de la niñez se da un cambio paradigmático. Se supera tanto la visión “adultocéntrica” de los niños que se caracteriza por verlos como objetos y no sujetos que ejercen sus derechos; como el enfoque tutelar de las formas con las que el Estado ha actuado históricamente en la materia, diferenciando a los “niños” de los “menores” en función de que son sujetos de derechos y no únicamente como demandantes de necesidades insatisfechas.

¿Cuáles son los derechos de la niñez?

Los derechos establecidos en la Convención sobre los Derechos del Niño se pueden agrupar en cuatro ejes: supervivencia, desarrollo, protección y participación.
Supervivencia
A la salud
A la nutrición y alimentación
Al agua
A un entorno libre de contaminación
A una vivienda adecuada
Desarrollo
Al desarrollo infantil
A ser cuidado y guiado por sus padres
A la educación
Al descanso
Al esparcimiento
A la cultura y artes
Protección
A un nombre y a una nacionalidad
A un nivel de vida de adecuado
A la seguridad social
Al derecho a vivir en familia
Al buen trato y la no violencia
A la no explotación
Al trato justo
Participación
A acceder a la información.
A la libertad de expresión y opinión
A ser escuchado
A la libertad de asociación
A incidir en las decisiones
 Fuente: UNICEF (2012), Multiple Overlapping Deprivation Analysis MODA, UNICEF Office of Research, Florence.

¿Cuáles son los principios de los derechos de la niñez?

La Convención sobre los Derechos de los Niños establece cuatro principios: la no discriminación, el respeto del interés superior del niño, el derecho a la vida, al desarrollo y la supervivencia y la participación.
El principio de la no discriminación implica que los derechos se aplican a todos los niños, cualquiera sea su raza, religión, pensamiento, lugar de nacimiento, sexo, diversidad sexual, o condición económica, entre otros.
El principio del respeto del interés superior del niño considera que cualquier decisión que afecte a los niños y niñas siempre hay que considerar la mejor opción para él o ella.
El principio del derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo señala que todos los niños y niñas tienen derecho a vivir y contar con las condiciones necesarias para alcanzar su máximo potencial.
El principio de la participación alude a que los niños y niños deben participar en la toma de decisiones que los afectan. No significa que los niños decidan qué hacer y qué no hacer, pero sí tienen el derecho a participar y a ser oídos, lo que permite mejorar la pertinencia de las decisiones.

¿Quiénes son responsables por los Derechos de la Niñez?

Bajo el enfoque de derechos, el Estado es el garante principal de los derechos humanos. El Estado es responsable política, jurídica y éticamente del cumplimiento, respeto y protección de los Derechos de los Niños y Niñas.
  • Respetar significa que el Estado no debe interferir ni impedir el ejercicio de los derechos.
  • Proteger implica que el Estado debe interferir cuando un tercero los vulnera.
  • Cumplir denota que el Estado debe generar todas las acciones positivas para garantizar el ejercicio de los derechos.
Además del Estado, existen dos tipos de garantes de los derechos humanos:
Por un lado, están los medios de comunicación y la sociedad civil que tienen la responsabilidad compartida de aportar al ejercicio y respeto de los derechos y promover el cambio socio-cultural que conlleva.
Por el otro, están las familias y las comunidades que se les caracteriza como garantes inter-relacionales al estar más próximos de los niños y niñas , por lo que su influencia es determinantemente en el ejercicio y respeto de sus derechos.
Fuente: Valverde, F. (2004). Apuntes sobre Enfoque de Derechos. ACHNU. Obtenido de: http://observatorioninez.consejoinfancia.gob.cl/wp-content/uploads/2016/09/Elementos-b%C3%A1sicos-para-trabajar-con-un-enfoque-de-derechos.pdf

 ¿Cuáles son los estándares de las políticas con enfoque de derechos de la niñez?

Las políticas públicas deben cumplir cuatro estándares para cumplir con el enfoque de derechos de la niñez:
  • Disponibilidad: deben existir bienes, servicios y programas suficientes para atender a todos los niños y responder a las garantías que se demandan.
  • Accesibilidad: las políticas deben estar al alcance de todos los niños, sin discriminación, barreras de accesibilidad física, económic, o material y con la información suficiente para ser entendida por ellos.
  • Calidad: las políticas deben ser apropiadas para cada necesidad y problema, cumpliendo estándares que están bajo continua reflexión y mejora.
  • Pertinencia: las políticas deben adaptarse a la realidad cultural, territorial, ciclo de vida, sexo, y diversidad sexual, entre otros, de cada niño.

¿Qué es un sistema de protección integral de derechos de la niñez?

La protección integral es un marco jurídico, institucional, administrativo y político integrado que tiene la finalidad de promover, prevenir y proteger todos los derechos de niños y niñas.
Un sistema de protección integral de los derechos de la niñez debe estar resguardado en un marco legal y normativo sólido que establezca diversas garantías administrativas, judiciales y financieras que permitan viabilizar el cumplimiento, la protección y el respeto de los derechos humanos.
Debe contar con una institucionalidad capaz de coordinar al Estado en su conjunto; tener mecanismos de promoción y prevención de derechos; y proteger los derechos, respetando el debido proceso, el derecho a ser oído y el interés superior del niño.
Además, la institucionalidad debe tener tanto personas y equipos especializados para abordar la protección integral, como recursos financieros para ejercer las garantías necesarias.
Fuente: UNICEF (2010) Adapting a Systems Approach to Child Protection: Key Concepts and Considerations. NY, USA: UNICEF.

¿Qué es la protección especial de derechos de la niñez?

La protección especial de derechos forma parte de la protección integral de derechos y se ejerce cuando se vulneran los derechos a raíz de circunstancias personales y familiares. Cuando se da este tipo de situaciones, se justifica una intervención especial por parte del Estado frente a la acción de terceros para detener las vulneraciones y restituir el ejercicio de los derechos para lo que se require el diseño de procesos y respuestas a través de programas de atención específicos.
La protección especial surge como respuesta a actos de violencia y abuso, por lo que las medidas que se toman requieren de un cuidado profundo y de una gran especialización con el fin de respetar el interés superior del niño, niña o adolescente en todas las decisiones que se adopten.
Fuente: Maldonado, F. (2014). Estado y perspectivas de la reforma proyectada en Chile sobre el sistema de protección de menores de edad. . Revista Ius et Praxis, 209-234.

¿Qué se entiende por interés superior del niño?

El concepto de  interés superior del niño es dinámico y apunta a que las decisiones que afecten a los niños y niñas respeten sus intereses y derechos. Se le puede caracterizar como un derecho sustantivo, ya que toda decisión que afecte a los niños, debe sopesar y tener en cuenta los intereses y derechos que le involucran. También es un principio de actuación jurídica y una norma de procedimiento ala hora de evaluar las repercusiones posibles que tienen las decisiones que se toman respecto a los niños y niñas.
Fuente: Observación General No.14 sobre el derecho del niño a que su interés superior sea una consideración primordial.

 ¿Qué principios se deben respetar en la protección especializada de los derechos de la niñez?

La protección especial de derechos tiene ocho principios que se deben resguardar:
  1. La protección reforzada del derecho de los niños y niñas a su vida familiar.
  2. La legalidad de la medida de protección.
  3. La justificación debida de la necesidad y proporcionalidad en las medidas de protección.
  4. La temporalidad adecuada de las medidas de protección.
  5. La supervisión autónoma de las medidas de protección.
  6. El derecho de los niños y niñas a ser oídos en los procedimientos de protección.
  7. La especialización y diligencia en la dictación, supervisión y revisión de las medidas de protección.
  8. La integralidad de la intervención.
Fuente: UNICEF. (2015). Hacia un rediseño normativo del sistema de protección especial de derechos de niños, niñas y adolescentes en Chile. Serie los Derechos de los Niños, una orientación y un límite (2).